Como Hacer Un Enjuague Bucal Para El Mal Aliento

El mal aliento conocido oficialmente como halitosis, es un problema que puede ser causado por cualquier cosa. Desde una sobrecarga de bacterias en tu boca, pasando por un problema dental, hasta un simple apestoso aperitivo como el ajo y la cebolla. Y se supone que un enjuague bucal debería ayudarte a eliminar este problema.

La realidad de los enjuagues bucales es que tienen demasiados químicos qué son completamente innecesarios, colores artificiales y saborizantes que realmente no te ayudan para nada. Y en muchos casos sólo te hacen más mal que bien.

Como Hacer Un Enjuague Bucal Para El Mal Aliento

Y de hecho puede hacerte daño a largo plazo seriamente, pues puede debilitar tus encías. Por eso mejor quiero enseñar cómo hacer un enjuague bucal para el mal aliento. Un enjuague bucal que sea casero y 100% natural libre de riesgo.

Como Hacer Un Enjuague Bucal Para El Mal Aliento Casero Natural

Los ingredientes que deberemos usar para hacer enjuague bucal casero, son muy fáciles de conseguir y muy posiblemente ya los tienes en tu cocina.

  1. Media cucharada de polvo de canela
  2. 1 cucharada y media de miel
  3. Jugo de 2 limones
  4. Media cucharada a 1 cucharada de bicarbonato de sodio (opcional)
  5. Una taza de agua tibia
  6. Un bote o jarra con tapa resistente

La canela, a diferencia de la menta la cual tiende a sólo enmascarar el mal aliento, si puede de hecho eliminar la bacteria causante del mal olor. Asociación internacional de investigación dental, descubrió que las personas que masticaba goma de mascar de canela, conseguían un descenso del 50% de la bacteria oral, muy distinto a las personas que solo masticaban menta.

Usa este enjuague así: gargaras para quitar el mal aliento

La miel hace que todo sepa mejor. Sin embargo también tiene propiedades antibacteriales. El jugo de limón tiene una esencia cítrica refrescante muy fuerte, la cual puede ayudarte con los casos desagradables de mal aliento. Y el bicarbonato de sodio puede trapear con cualquier cosa asquerosa como la bacteria, y de paso puede blanquear tus dientes.

Coloca la canela dentro del bote y agrega el jugo de dos limones recién exprimidos con la miel. Y aquí es donde puedes sustituir la miel por bicarbonato de sodio. O si prefieres puedes usar ambos. Por último agrega el agua caliente la cual es necesaria para derretir la miel. Y cuando necesites refrescar tu aliento dale una ligera agitada al bote las gárgaras con dos cucharadas por un minuto.

Deja tus dudas por favor

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *