A qué edad salen las muelas del juicio ¿debes sacarlas?

Estas preocupado por saber cuándo saldrán tus muelas del juicio, talvez porque en muchas oportunidades has escuchado hablar acerca de lo difícil que resulta debido a los síntomas que estas provocan, si es así entonces te invito a continuar leyendo este artículo en el cual podrás tener claro a qué edad salen las muelas del juicio.

Las cordales o muelas del juicio como suelen ser llamadas comúnmente son las ultimas en salir cuando ya el resto de los dientes están completos y por lo general vienen acompañadas de síntomas que pueden ser realmente dolorosos y que deberían terminar cuando las muelas salen completamente de las encías.

Ahora bien, respecto a la edad en que salen las muelas del juicio pueden variar en cada persona, pues suelen salir entre los dieciséis y los veinticinco años aproximadamente, es por ello que se llaman muelas del juicio porque se supone que a esa edad se tiene un juicio desarrollado con respecto a la edad en que sale el resto de la dentadura.

Si quieres saber más acerca del tema te recomiendo que prestes mucha atención a la siguiente información, la cual te ofrece más detalles al respecto y que son importantes que conozcas para que no te tome por sorpresa al momento de salir las muelas del juicio y comiences a experimentar los síntomas que estas causan y que pueden llegar a ser una completa molestia.

A qué edad salen las muelas del juicio » Síntomas

a qué edad salen las muelas del juicio
a qué edad salen las muelas del juicio

Las muelas del juicio como ya se ha dicho suelen salir entre los dieciséis y veintiún años, aunque en algunas oportunidades pueden salir antes o después causando una serie de síntomas que se originan por la falta de espacio o los daños que puede causar en las encías al momento de desarrollarse.

En todo caso lo mejor será visitar al especialista si se presenta algún problema o si las molestias que causa la muela del juicio se torna realmente insoportable, por lo que es importante que conozcas cuales son los síntomas más comunes que pueden causar las muelas del juicio.

Dolor

Las muelas del juicio pueden provocar dolor al momento de irrumpir las encías para poder desarrollarse lo que puede ser algo tolerable y suele terminar cuando se desarrolla completamente, sin embargo, cuando el dolor se vuelve insoportable puede ser provocado por una infección localizada alrededor de la muela.

Cuando esto sucede lo mejor es acudir al especialista para que te evalué y te indique el tratamiento adecuado para poder darle solución al problema, el cual debe resolverse a tiempo para evitar complicaciones mayores que puedan afectar tu salud.

Inflamación en las encías

Es natural que las encías al momento de salir las muelas del juicio se inflamen producto de la presión que suelen causar cuando estas se desarrollan, por lo que este suele ser un síntoma muy común que desaparece cuando las muelas salen de las encías.

Además de la inflamación las muelas del juicio pueden causar enrojecimiento por lo que si estos síntomas persisten y se tornan insoportables debes acudir inmediatamente al especialista para evitar un problema mayor y puedas sentirte mejor y estar tranquilo.

Dificultad para masticar

El desarrollo de las muelas del juicio puede causar dificultad para abrir y cerrar la boca por lo que masticar resulta algo difícil e incluso doloroso, todo esto se debe al roce que tienen con la mejilla, lo cual puede causar ulceras que son totalmente incomodas.

Esta condición hace que comer sea en oportunidades algo traumático debido a la dificultad que se presenta en la masticación, otro problema se debe al dolor que se produce en la mandíbula que impide el abrir y cerrar la boca con facilidad, por lo tanto, masticar es algo doloroso e incómodo.

Dolor de cabeza

Este es un síntoma que se presenta cuando la muela del juicio está infectada y que viene acompañado de un dolor constante en la mandíbula, por lo que resulta muy molesto al punto de interrumpir tus actividades diarias.

La mejor forma de eliminar el dolor de cabeza es realizar el tratamiento indicado, por lo que si este es producido por una infección lo más correcto es que tomes antibióticos para combatirla, por lo tanto, deberás visitar al especialista quien es la persona indicada para tratar l problema correctamente.

Dolor de oídos

Uno de los principales síntomas de dolor que puedes experimentar cuando salen las muelas del juicio es el dolor de oídos el cual puede producirse desde la mandíbula hasta detrás del oído.

Esto se debe a la relación que existe entre la zona que percibe la sensación de las molestias que producen las muelas del juicio y la zona que recibe las sensaciones de dolor en el oído por lo que suele confundir y dificultar la identificación exacta del dolor, es decir de donde proviene, por lo que puede confundirte saber qué es lo que te duele.

Hinchazón facial

Cuando las muelas del juicio salen de manera incorrecta porque no tienen el espacio suficiente pueden causar hinchazón en la cara, síntoma que causa incomodidad y dolor que incluso puede extenderse al oído y la garganta.

Si esto te ocurre no dudes en consultar al dentista para que te ayude a aliviar estos síntomas y te realice los exámenes pertinentes para determinar la posición en que se están desarrollando las muelas, ya que esta es la causa más común de la hinchazón facial.

Mal aliento

El mal aliento es una señal de que posiblemente exista una infección en las muelas del juicio por lo que esta manifestación debe tomarse muy en cuenta cuando se presenta como un síntoma de que están saliendo las muelas del juicio.

Si con una buena higiene bucal el mal aliento persiste, entonces deberás acudir al dentista para descartar una posible infección en las muelas del juicio y realizar el tratamiento adecuado para eliminar el foco que causa el mal aliento y puedas hablar con espontaneidad sin pasar ningún tipo de vergüenza.

Espero que esta información haya sido de gran ayuda para ti y hayas podido aclarar tus dudas sobre las tan temidas muelas del juicio, que son algo natural y que no puedes evitar, pero si puedes prepararte para cuando llegue el momento en que estas se desarrollen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *