anginas amigdalas inflamadas

Como desinflamar las amigdalas inflamadas

Como cada parte de nuestro cuerpo, las amígdalas tienen su propia función y al igual que cada parte de nuestro cuerpo también pueden enfermarse. Por eso en este artículo ya hablaré sobre lo que son las amígdalas y el funcionamiento de las mismas; y cómo puedes desinflamarlas naturalmente. 

Las amígdalas son un conjunto de tejido linfoide que se encuentra al fondo de la garganta con forma de nuez. Es un conjunto de tejido linfático conocido como anillo amigdalar de Waldeyer; este conjunto se forma por:

  • la amígdala adenoidea
  • dos amígdalas tubáricas
  • dos amígdalas palatinas
  • amígdala lingual

Tenemos dos amígdalas, una de cada lado, el término más comúnmente se refiere a las amígdalas palatinas, que son pequeñas masas de material linfático localizadas a cada lado de la parte posterior de la garganta humana.

Cual es la función de las amigdalas?

Cada parte de nuestro cuerpo tiene una función específica a realizar. En este caso las amígdalas sirven para detener el paso de bacterias y virus que puedan introducirse a nuestro sistema digestivo y respiratorio.

anginas amigdalas inflamadas

Es por eso que las amígdalas pueden considerarse la primer línea de defensa del sistema inmune. Y al igual que cualquier parte de nuestro cuerpo, necesitan mantenerse sanas y en buenas condiciones para su correcto funcionamiento.

Una infección en las amígdalas pueden provocar su mal funcionamiento, a esta condición se le conoce comúnmente como amigdalitis.

Causas y sintomas de las amigdalas inflamadas

No existe un solo motivo para sufrir amigdalitis anginas inflamadas, sin embargo las principales responsables de este problema son las bacterias estreptococos del grupo A.

Estas bacterias tienen una mayor efectividad a enfermar las anginas de garganta cuando tu sistema inmune se encuentra débil. Ya sea por motivos de algunas enfermedades que padezcas o por exceso de estrés. La falta de sueño y la pobre alimentación también son motivos para sufrir de amígdalas inflamadas.

Cuando la amigdalitis se produce frecuentemente, puede resultar en amigdalitis crónica. Y esta es debido al constante daño del tejido amigdalino. Los síntomas de la amigdalitis depende del tipo de problema que tu cuerpo presenta, puede ser aguda o crónica.

Amigdalitis aguda

Este es el tipo de problema más común que se presenta en la mayoría de la población mundial. Casi siempre viene asociado con una gripe, tos o alergias.

Para reconocer la amigdalitis aguda sólo hay que estar pendiente por un dolor que comienza en la garganta el cual aumenta al comer, tragar saliva o incluso bostezar. Casi siempre el dolor puedes sentirlo en los oídos. Una persona con sinusitis puede encontrar este problema muy estresante.

Amigdalitis crónica

En este caso es diferente pues aunque las amígdalas se encuentran inflamadas de forma permanente, la persona que sufre de amigdalitis crónica no siente dolor. Sin embargo aparecen estos síntomas:

  • sabor desagradable en la boca
  • dolor cuando se come
  • halitosis
  • bajo rendimiento físico
  • minima concentración
  • fatiga constante
  • dolores de cabeza

Temas de interés:

Cómo limpiar para desinflamar las amígdalas infectadas

Como ya hemos hablado, las amigdalas inflamadas se les conoce colquialmente como amigdalitis. Se inflaman cuando las amígdalas palatinas se infectan. Del mismo modo se le llama “angina” y es uno de los problemas más comunes que sufrimos las personas.

Afortunadamente existen ciertos modos de limpiar y tratar naturalmente las amígdalas infectadas o inflamadas para lograr efectivamente acabar no solo con los síntomas si no también con la causa.

limon y bicarbonato para amigdalitis

Gargarás con bicarbonato y limón

El bicarbonato de sodio es un poderoso neutralizador de ácidos, muy a pesar de que su utilidad principal es en la cocina y quitar malos olores en el refrigerador, el bicarbonato de sodio es capaz de desinfectar eliminar fuertes olores.

Por este motivo es muy común utilizar el bicarbonato de sodio para quitar el mal aliento. Pero en este caso utilizarás el bicarbonato como un agente bactericida.

Mezclando el bicarbonato con limón podrás crear una mezcla lo suficientemente potente para combatir la infección de las amígdalas. Sólo necesitas exprimir 1 o 2 limones en un vaso con 250 ML de agua y agregar una cucharadita de bicarbonato de sodio.

Deberás hacer gárgaras por 5 minutos todos los días durante una semana. A partir del día 2 podrás ver una increíble mejora en la inflamación de las amígdalas.

romero para amigdalas inflamadas

Gargarás con romero

El romero es otra de las hierbas que contiene propiedades medicinales increíbles. Además de ser usado como tratamiento contra problemas respiratorios digestivos, es un increíble aliado en la aromaterapia.

Las propiedades medicinales del romero incluyen:

  • Antisépticas
  • Antiespasmódicas
  • Aromatizantes
  • Depurativa
  • Diuréticas
  • Y para bajar la presión alta

Y si sufres de amigdalitis, el romero será una opción muy viable, ya que es de fácil acceso y su precio es bastante asequible. Sólo necesitarás agregarle los siguientes ingredientes a la mezcla:

  • 250 ML de vino blanco
  • 2 cucharadas de miel
  • Dos ramas de romero

Su preparación es bastante simple, sólo necesitas hervir toda la mezcla a fuego lento. Después deberás colar la preparación y hacer gárgaras con el producto final.

Personalmente te puedo decir que cuando comiences a experimentar los síntomas de una amigdalitis, este sea el primer remedio que pongas en práctica.

Las anginas o amigdalitis son contagiosas?

Las amígdalas se inflaman y se infectan por ciertas bacterias, puede llegar a causar fiebre, agotamiento, cansancio y dolores de garganta y cabeza. Por tal motivo la amigdalitis o angina es contagiosa.

Así como la gripe o la tos, las anginas pueden contagiarse por contacto directo con una persona enferma. Una persona con amigdalitis suele toser y estornudar muy seguido, de esta forma se propaga la enfermedad a otras personas con mucha facilidad.

Pero no sólo por el aire se puede contagiar, al entrar en contacto directo con las secreciones del enfermo puede suceder el contagio directo. Por ejemplo saludar de mano o de beso.

A pesar de que las anginas se pueden contagiar fácilmente existen métodos muy efectivos para prevenir el contagio de la amigdalitis.

Si ya eres paciente:

  • Evita el contacto directo físico con otras personas
  • Utiliza gel antibacterial
  • Lava tus manos constantemente
  • Limpia tu nariz con pañuelos desechables

Si tuviste contacto con un paciente:

  • Lava tus manos
  • Usa gel antibacterial
  • Evita los cambios bruscos de temperatura

Ten en cuenta que a pesar de que es un mito que la baja temperatura provoca enfermedades, la realidad es que el cambio de temperatura brusco provoca irritaciones en la garganta. Esto es lo que provocará y lo que facilitará el acceso a la bacteria que te enferma e inflama las amígdalas.