Riesgos de operacion de amigdalas y adenoides en niños

Hay momentos cuando una operación de amígdalas debe realizarse a un niño. Puede llegar a ser peligroso si no se tratan a tiempo las amígdalas inflamadas. Pero, aunque tu médico ya te habló del procedimiento, quiero hablarte de los riesgos que una operación de amígdalas y adenoides en niños puede llevar.

Cuando se tienen que extirpas las amígdalas se realiza una operación llamada amigdalectomía y trata sobre extraer las amígdalas cuando solo causan daño al cuerpo del menor.

Las amígdalas son esas dos pequeñas bolitas de carne que se encuentran a cada lado al fondo de la garganta.

Y muchas veces los adenoides también se requieren ser extraídas del cuerpo cuando las amígdalas son extirpadas. En este caso la operación se llama adenoidectomía y son dos glándulas similares a las amígdalas, pero detrás del tejido blanco al fondo del paladar.

Función tienen las amígdalas y adenoides

Estos dos pequeños órganos del cuerpo son la primera línea de defensa contra infecciones bacterianas y virales. Y por ser la primera línea de defensa, suelen ser atacadas con mayor frecuencia.

¿Quieres ver algo que cambiará tu vida para siempre? Haz clic aquí

operacion de amigdalas y adenoides en niños riesgos

Y en mayor frecuencia tienden a sufrir más por esto mismo. Y es por esto mismo que en los niños suelen inflamarse y tomar tamaños exagerados que ponen en peligro la salud de los niños.

Terminan convirtiéndose en una fuente de infecciones y por esto una operación de amígdalas y adenoides es necesaria.

Por qué debe realizarse una operación de amígdalas

Aquí es el médico quien decide si se debe realizar una operación de amígdalas y adenoides. Su juicio se debe basar en la intensidad de los síntomas y la frecuencia de tiempo en las que presentan tales.

Las siguientes son las principales razones para optar por una operación:

  1. Frecuentemente se enferma y hablamos de 7 a 10 veces por año aproximadamente.
  2. Frecuentemente tu hijo pierde clases por los problemas de salud.
  3. Tiene problemas de respiración no importa si está despierto o dormido.
  4. Tu hijo seguido tiene problemas para comer y sufre dolor de garganta y oído cuando traga saliva o agua.

Riesgos de una operación de amígdalas y adenoides

Ahora bien, hablemos de los riesgos de una operación en niños, pues los niños son los más propensos a sufrir de reacciones secundarias al post operatorio. Y realmente existen riesgos, pues toda operación en el quirófano lleva riesgos.

Se puede llegar a sufrir reacciones alérgicas a la anestesia, algún antibiótico que nunca se le ha administrado al niño, etc. Aunque son raros los casos, puede suceder y son complicaciones mayores.

Otros riesgos para tener en cuenta durante una operación de amígdalas y adenoides pueden ser:

  1. Sangrado durante la cirugía, inmediatamente después o en casa
  2. Deshidratación por no beber suficientes líquidos
  3. Dificultad para respirar por la hinchazón después de la cirugía
  4. Infección en el sitio de la cirugía

Aunque estos son los principales riesgos, debes hablar con tu médico sobre todo a lo que puede ser alérgico tu hijo. Cualquier cosa cuenta y debes ser lo más claro posible al respecto para evitar problemas a futuro.

¿Qué sucede antes de la operación?

Las primeras cosas que se deben realizar antes de toda operación, son las pruebas para saber que tipo de anestesia administrar a tu hijo, ver que tipo de medicación puede ser aplicada sin riesgo a complicaciones.

Entre otras, se aplica:

  • Pruebas de sangre
  • Examen físico
  • Chequeo del historial medico
  • Revisar si está bajo un actual tratamiento (medicina que esté tomando)

Todo para estar seguros de que tu hijo no tendrá ningún problema durante y/o después de la cirugía de amígdalas.

Muchas veces se solicita que 15 días antes de la operación tu hijo no consuma aspirinas, ibuprofeno, naproxeno o similares. Son medicamentos que pueden ocasionar sangrado durante o después de la operación.

Aunque realmente este tipo de medicamentos (excepto sus versiones infantiles) jamás deberían ser administradas a niños menores de 10 años. De igual manera no debe comer ni beber nada al menos 12 horas antes de la cirugía.

¿Qué sucede durante la operación?

La operación de amígdalas y adenoides contrario a lo que puedas creer, es una intervención bastante común y en la mayoría de los casos solo es algo ambulatorio. O sea que tu hijo se interna y se da de alta el mismo día.

En general, esto es lo que ocurrirá durante una amigdalectomía y adenoidectomía:

  1. Tu hijo será internado.
  2. Luego de una pequeña espera, será llevado a la sala.
  3. Se le administrará anestesia local o general dependiendo de la necesidad.
  4. La operación no lleva más de 1 hora.
  5. En la operación se realiza con instrumento quirúrgico.
  6. No hay cortes en la piel ni nada externo, todo se realiza desde la boca.

¿Qué sucede en el post operatorio?

Aunque tu hijo puede salir el mismo día posterior a la operación, una enfermera revisará el progreso. La única razón por la que tu hijo se puede quedar más de un día en observación es porque presenta sangrado o alguna otra complicación seria.

Pero no te preocupes por ello, son cosas que casi nunca ocurren.

¿Cuánto tarda en recuperarse de una operación de amígdalas y adenoides?

La recuperación total de una amigdalectomía y una adenoidectomía, generalmente toma un máximo de 15 días. Durante ese tiempo, es importante que tu hijo tome muchos líquidos, coma alimentos blandos y suaves

Generalmente se les recomienda que coman helado y pudín, y sobre todo evite cualquier juego brusco. Y por favor sigue las recomendaciones de tu médico a la hora de seguir el tratamiento medicinal que tu médico recete a tu hijo.

Y como último detalle, trata de que evite todo contacto con personas enfermas. Los niños después de pasar por una operación de adenoides y/o amígdalas, son propensos a enfermar.

La primera semana después de la operación es crucial en este aspecto. Si sigues los pasos y consejos, estará perfecto.

2 Comments

  1. Claudia leonor cruz

Deja tus dudas por favor

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *